Menu
18/10/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: The New York Times, ¿al servicio de Raúl Castro?

The New York Times, ¿al servicio de Raúl Castro? 14 Jun 2017 21:38 #9949

<Recibimos este mensaje para publicar
y lo hacemos como un servicio público
a campañas como esta y a otras publicadas
en nuestra Sección de Derechos Humanos
que estén encaminadas a defender
los derechos humanos y/o a promover esfuerzos
democráticos y/o de ayuda humanitaria.
Aunque no estamos vinculados con esta campaña, respaldamos todos los esfuerzos que se realizan
en Cuba o en cualquier otra parte del mundo
a favor de la libertad de prensa
y en defensa de los derechos humanos.
>

Un vistazo a algunas noticias que aparecen resumidas en el presente reporte semanal revela que el diario The New York Times sigue insistiendo en favorecer políticamente a la dictadura castrista. Ese es el mensaje de su último editorial sobre las relaciones EEUU-Cuba.

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, anuncia que su principal reto para el tercer año al frente de la organización regional será avanzar en "los desafíos pendientes de los derechos humanos en Cuba y los crecientes desafíos a la democracia en el hemisferio". La valoración de Almagro coincide de algún modo con la que hace Freedom House cuando pone a Cuba como ejemplo de “antigua dictadura” en el “totalitarismo moderno”.

Parece que casi todos, menos el New York Times, coinciden en señalar el tema del agravamiento de las violaciones de derechos humanos en Cuba, en lugar de sacar del sombrero nuevos argumentos para que se ignoren.

“Deshacer todo el buen trabajo en Cuba" es el título del editoral del New York Times. ¿De verdad? ¿A dónde ha conducido ese "buen trabajo"? Entidades de derechos humanos informan que en los primeros cinco meses de 2017 en la isla se realizaron 2,240 arrestos políticos. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra su preocupación por la violación de los derechos laborales en Cuba. El gobernador de Florida, Rick Scott, denuncia que Raúl Castro dirige “el baño de sangre” en Venezuela. Expertos internacionales muestran cómo el destino de Cuba está ya definitivamente en manos de los militares.

Nada de eso parece importarle al Times. El periódico que en febrero de 1957 “inventó” el mito revolucionario de Fidel Castro con la entrevista realizada por Herbert Matthews, otra vez sale en defensa de la política de Barack Obama para proseguir haciendo graciosa concesiones al general Castro sin pedirle nada a cambio. De paso, ataca de antemano cualquier nueva política que adopte la Administración Trump para presionar al régimen de La Habana a que respete los derechos humanos.

Poco antes de que el editorial del Times circulara por los 5 continentes, Raúl Castro convocó una reunión “extraordinaria” del parlamento cubano,(se reúne dos veces al año en sesiones de tres días y lo aprueba todo a mano alzada por unanimidad). Allí el dictador reiteró que el totalitarismo estalinista en Cuba será eterno y que los cubanos de a pie no podrán acumular riquezas, pues eso le corresponde a los generales y toda la claque militar que manda en la isla.

Con una economía incapaz de autosustentarse y que sobrevive gracias a subsidios y remesas recibidos desde Venezuela y EE.UU, la reafirmación de este dogma castrista, en vez de anunciar la liberación de las fuerzas productivas de la nación, es en verdad una fórmula segura para seguir aumentando la pobreza en Cuba, y seguir culpando al embargo de todos los males y desgracias de las que el gobierno cubano es el único responsable.

Esta insistencia en el absurdo explica por qué se han comenzado a cerrar las Tiendas Recaudadoras de Divisas. La falta de divisas por la colosal improductividad estatal impide importar alimentos y artículos de consumo que ofrecer a la venta. Esa situación coincide con la denuncia de los campesinos de Mayarí de que se ha disparado el robo y sacrificio de ganado. Obvio, al casi no haber oferta de carne de res en las “shopping” el robo deja ganancias más jugosas a los mercaderes a la sombra de carne de vacas y bueyes.

Al agravarse la crisis perenne de la economía cubana con el desastre chavista es obligación ineludible de Raúl Castro zafar la camisa de fuerza que asfixia la capacidad emprendedora de los cubanos. De esto The New York Times no dice una palabra.

Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC)
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.084 segundos
Powered by Kunena Forum