Menu
18/10/2019
A+ A A-

El Estado totalitario cubano prohibe a una religiosa su misión pastoral porque trabaja para los derechos humanos

La Habana, Sept.14.– La Asociación pro Libertad de Prensa (APLP)** ha distribuido este jueves 12 de septiembre una denuncia sobre la represión que ejerce el régimen contra cualquier persona o institución que ose trabajar en defensa de los derechos humanos en Cuba. En este caso, el blanco de la represión es Odalina Guerrero Lara, pastora de la Iglesia Apostólica Corbán, situada en Alquízar, una población al oeste de La Habana, por su labor como Asesora Jurídica en los casos de violaciones de los derechos humanos.

La APLP nos ha hecho llegar la denunica del caso que trasmitimos en su totalidad a continuación:

Ordena la Seguridad del Estado a la Iglesia Apostólica Corbán, en Alquizar, anular la misión pastoral de Odalina Guerrero Lara, Asesora Jurídica de la Asociación Pro Libertad de Prensa.

 

 

El encargado de la denominación en el país, el apóstol Francisco Rolando Ramos Gómez, le comunicó a Guerrero Lara, que la Seguridad del Estado se había presentado en su casa y le había dicho que ella no podía seguir ejerciendo como pastora porque trabajaba para los derechos humanos.

 

 

Odalina Guerrero Lara fue eliminada como pastora por orden expresa de la Seguridad del Estado este míecoles 11 de septiembre.

La abogada ejercia como pastora del templo “La Casa de Dios” del poblado Concordía, del municipio Alquízar, en la provincia Artemisa.

La expulsión se produjo en la propia casa de la pastora ante otras cinco personas pertenecientes a la misma denominación religiosa.

“El apóstol Rolando (Ramos) me dijo que sino abandonaba mi labor en los derechos humanos, no podía continuar como pastora porque eso afectaba la obra de la iglesia. Al plantearle que él no podía interferir en mi vida secular, dijo que yo era una sola, que no podía afectar las demás iglesias que tienen en Cuba por mi”, aseveró Guerrero Lara.

 

 

El “ápostol”, con la evidente intención que abandonara su labor en defensa de los derechos humanos de los periodistas, le ofreció a la abogada una carta de recomendación para que obtuviera empleo en cualquier lugar del país. “Le pregunté qué grado de influencia tenía que estaba ofreciendo algo que nadie me había podido dar, respondió que tenía buenas relaciones con Caridad Diego (encargada de Asuntos Religiosas en el Comité Central del Partido Comunista), y que cualquier carta que él diera a través del Consejo de Iglesias tendría poder”, agregó Guerrero Lara.

 

 

El “ápostol” Ramos Gómez, prohibió a la pastora Guerrero Lara visitar, en el territorio nacional, las iglesias perteneciente a su denominación.

La denominación Apóstólica Corbán tiene su sede central en Houston,Texas, Estados Unidos, y su apóstol principal es René Milián.

La Asociación Pro Libertad de Prensa observa con alarma la influencia determinante que parece tener la Seguridad del Estado (Policía Política) dentro de la jerarquía de esa denominación religiosa, y valora como nueva arremetida contra nuestra organización lo ocurrido; al mismo tiempo solicita el apoyo de los verdaderos cristianos dentro de la misión Apostólica Corbán para Guerrero Lara.

 

 

La APLP es una organización sin fines de lucro que defiende el derecho a la libertad de opinión y prensa. En abril de 2006 solicitó su inscripción en el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia, pero nunca ha recibido respuesta.

La Habana, septiembre 12 de 2019.
________________

** La APLP es una Asociación que trabaja en beneficio de los periodistas independientes cubanos brindándoles apoyo para promover sus intereses profesionales, pese a estar desautorizados por el régimen cubano. Realizan también una labor documentando las constantes agresiones que sufren estos periodistas independientes en Cuba y los orientan en los escasos recursos legales a su disposición. La APLP es una ONG que funciona en La Habana, pero no ha obtenido autorización del gobierno, como suele suceder con cualquier organización de la sociedad civil que no esté controlada por el régimen.